Volver

Todavía me queda unos meses para cerrar el año apropiadamente. Sin embargo escribir desde un aeropuerto a pocas horas de tomar ese avión de regreso a casa siempre conlleva nostalgia decorada con el rocío de la melancolía en las altas ventanas del aeropuerto

¿Qué significa volver? ¿Regresar a un lugar conocido siendo una persona totalmente diferente? ¿Esperar con ansias el sazón al que estas tan acostumbrada? ¿Un abrazo? ¿Las charlas profundas con las personas que conocen la fibra más delicada de tu histeria?… “volver” es una palabra que, en realidad, no existe. Podemos regresar o retroceder al lugar- espacio/tiempo- en el que alguna vez nos sentimos a gusto, pero como el tiempo avanza en circulo, a veces en círculos bastante abstractos, nunca volveremos, porque los lugares, las personas y una misma cambian. Si quisieramos volver tendriamos que viajar en el tiempo y aun así, no bastaría, tendríamos que borrar nuestros recuerdos, inmortalizar nuestros cuerpos en un momento de felicidad.

Sin duda regreso diferente, sin esperar nada, con otro enfoque de la vida, con nuevas expectativas, con la mochila más llena que nunca, valorando lo material e inmaterial de lo cotidiano.

El otro día leyendo me preguntaba a mí misma ¿Cuál ha sido el momento en el que me había dado cuenta que no era más una niña? Sin duda puedo nombrar muchos, desde los más obvios como mi primera menstruación hasta alguno  más manufacturado como la vez que me demostré a mí misma ser la mujer fuerte e independiente que siempre quise ser. Pero la realidad es que el cambio ocurrió en estos últimos 10 meses. Con mucho tiempo para pensar, ver al mundo, deferentes culturas, diferentes personas, estilos de vida, trabajos, preocupaciones, paisajes e idiomas.

Aprendí que:

  1. Trabajar sin un objetivo de vida es una pérdida de tiempo
  2. Trabajar es difícil y la gente siempre intentará hacerte menos, humillarte y pagarte poco por una simple razón: PODER
  3. Al amor de tu vida no lo vas a reconocer en los próximos 5 minutos después de haberlo conocido
  4. Los gestos de amor románticos solo quedan bien en las películas
  5. Fingir una adicción para justificar tus errores no es la solución
  6. Una charla con un buen amigo/a vale más que 1000 conversaciones con extraños
  7. Tu familia son las únicas personas que van a estar ahí para despedirte, darte la bienvenido y apoyarte cuantas veces sean necesario.
  8. Las personas viven en un círculo vicioso de trabajo y consumo al que inevitablemente vas a entrar algún día
  9. Pagar tus cuentas haciendo algo que te gusta es lo más complicado de lograr. Pero siempre estará la opción de mandar todo a la mierda, ser feliz, encontrarte nuevamente y volver a la lucha.

*Pero todo esto se entenderá mejor con las siguientes entradas del blog.

– Sara Faride

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s